MACARRONES GRATINADOS CON BECHAMEL DE CALABACÍN CON Thermomix®

#Pastas y arroces 27 octubre 2020


Este plato es un éxito para un almuerzo de todos los públicos; para peques, para mayores, incluso para los más delicados. Es una forma diferente de comer verdura, en este caso calabacín, que nos viene bien tanto para variar y ser originales en nuestros platos, como para disimular este ingrediente para los que no son tan fans de la verdura; y y también una forma más saludable y menos calórica de comer pasta y bechamel. 


También me gustaría comentar lo rico y cremoso que es este plato, con un sabor suave y muy agradable, pero con un contraste de textura y de sabor con el gratinado con queso parmesano rallado y avellanas molidas.


¡Empezamos!


Ingredientes:


  • 50g de avellanas (u otro fruto seco que nos guste más, como almendras o anacardos)

  • 50g de queso parmesano en trozos (recién sacados del frigorífico)

  • 1200g de agua

  • 320g de macarrones (u otra pasta que prefiramos)

  • Una pastilla / una cucharada de concentrado de caldo de verduras (opcional, si no usamos sal)

  • 100g de cebolla

  • 600g de calabacín

  • 30g de aceite de oliva (y un poquito más)

  • 100g de leche (o bebida vegetal, como de soja, arroz, almendras)

  • 1 pizca de nuez moscada

  • 1 pizca de pimienta molida

  • 1 pizca de sal


Preparación:


  1.   Introducimos en el vaso las avellanas y troceamos 15 segundos a velocidad 4,5. Reservamos en un bol.

  2.  Colocamos en el vaso el queso parmesano en trozos y rallamos 5 segundos a velocidad 8. Reservamos junto a las avellanas molidas. Enjuagamos el vaso.



  3. Ponemos en el vaso el agua y activamos el modo hervidor (en TM6, en otro modelo, 10 minutos, 100ºC, velocidad 1).

  4.  Introducimos la pasta y el concentrado de caldo o la sal y programamos los minutos que indique el paquete (8 min. aprox.), 100ºC, giro a la izquierda, velocidad 1. Escurrimos la pasta en el recipiente Varoma, le ponemos un chorrito de aceite de oliva para que no se pegue, removemos y reservamos.



  5. Introducimos en el vaso la cebolla en trozos y troceamos 10 segundos a velocidad 4. Bajamos con la espátula los trozos de las paredes y añadimos 30g de aceite y sofreímos 5 minutos, 120ºC (o Varoma en TM21 y TM31), velocidad cuchara.

  6. Incorporamos el calabacín en trozos y una pizca de sal (al gusto) , y rehogamos 20 minutos, 120ºC (o Varoma en TM21 y TM31), velocidad 1.

  7. Añadimos una pizca de nuez moscada, la pimienta al gusto y la leche, y trituramos 1 minuto y medio en velocidad progresiva del 5 al 10.

  8. Colocamos en una fuente de horno los macarrones, repartimos sobre estos la bechamel y espolvoreamos por encima el queso rallado y las avellanas molidas, y gratinamos en el horno a 200ºC durante unos 10 minutos. Sacamos del horno y servimos.




Si queremos que sea una receta menos calórica, podemos eliminar el queso rallado y dejar sólo las avellanas o elegir otro fruto seco, además de cambiar la leche por alguna bebida vegetal. Si por el contrario no podemos tomar frutos secos, podemos eliminar el primer paso. 


*Para utilizar otro queso que sea más blandito, no tan duro como el parmesano, podemos meterlo en trozos en el congelador 10 minutos antes de rallarlo, así cogerá más consistencia y quedará el rallado más suelto y no como una pasta; y conservarlo en el frigorífico una vez rallado. 


Espero que os haya gustado la receta, que la pongáis en práctica y que la disfrutéis tanto como lo hacemos nosotros en casa y que si tenéis cualquier duda o sugerencia os pongáis en contacto conmigo, para lo que necesitéis. Ya sabéis que podéis hacerlo en "Consúltame" o "Te llamo gratis". 


Un saludo,
Marina