CHINOIS CON DULCE DE LECHE Y PASAS

#Postres y dulces 27 marzo 2015

CHINOIS CON DULCE DE LECHE Y PASAS

INGREDIENTES:

Para la masa:

- 50 gr. de mantequilla

- 50 gr. de leche entera

- 50 gr. de azúcar

- 1 sobre o 1 cucharada de azúcar vainillado

- 25 gr. de levadura prensada fresca

- 1 cucharada de miel

- 1 huevo grande (L)

- 1 yogur natural o de limón

- 400 gr. de harina de fuerza

- 1 huevo batido

Para el relleno:

- dulce de leche

- canela en polvo (opcional)

- uvas pasas

Para el brillo:

- 2 cucharadas de miel o de mermelada de melocotón

- 1 cucharada agua

 PREPARACIÓN:

Masa:

En el vaso limpio y seco, echamos la leche, la mantequilla, el azúcar y el azúcar vainillado. Programamos 2 minutos, temperatura 37º y velocidad 2.

En un vaso o bol mezclamos la miel y la levadura hasta que esté todo completamente disuelto.

Lo añadimos al vaso junto con el huevo y el yogur. Mezclamos durante 5 segundos, a velocidad 4.

Agregamos la harina y mezclamos durante 15 segundos, a velocidad 6. Seguidamente, programamos 3 minutos, vaso cerrado y velocidad espiga (si vemos que la masa está muy pegada a las paredes del vaso y que no es manejable, añadimos 40-50 gr. más de harina y mezclamos durante 1 minuto, vaso cerrado y velocidad espiga).

Dejamos reposar dentro del vaso hasta que doble su volumen y se salga la masa por el bocal (depende de la temperatura ambiente pero más o menos tarda entre hora y media y 2 horas).

Pasado este tiempo, volcamos la masa sobre una superficie enharinada y la amasamos un poco con las manos. La extendemos con con un rodillo formando un rectángulo de aproximadamente 40 x 30 cm.

3.- Montaje:

Extendemos el dulce de leche sobre toda la masa con una espátula, espolvoreamos con canela en polvo y ponemos, las uvas pasas.

La enrollamos como si fuera un brazo de gitano por la parte más ancha del rectángulo.

Cortamos el rollo en porciones de unos 3 dedos de grosor y las colocamos en un molde desmoldable de 26 cm. de diámetro (forramos la base con papel de hornear y untamos las paredes con mantequilla, para desmoldarlo mejor) con la parte que tiene la crema hacia arriba.

Lo tapamos con un trapo o lo guardamos en un lugar libre de corrientes (por ejemplo: dentro del microondas o del horno apagado) y dejamos que vuelva a doblar su volumen. Todos los trozos se tienen que unir y tapar toda la superficie del molde (aprox. tarda entre 1 hora y 1 hora y media).

Precalentamos el horno a 200º.

Una vez haya doblado su volumen, lo pincelamos, con mucho cuidado, con huevo batido y metemos al horno.

Horneamos durante 40-45 minutos, a 200º. En cuanto veamos que se dora por arriba, lo cubrimos con papel de aluminio para que no se queme y dejamos que siga horneándose. (Ojo que cada horno es distinto)

Lo sacamos del horno y le damos brillo. Para ello, en un bol pequeño ponemos dos cucharadas de miel o de mermelada de melocotón (o albaricoque), 1 cucharada de agua y lo calentamos durante unos segundos en el microondas. Mezclamos bien y con un pincel lo untamos en la superficie del chinois para dale brillo.

Desmoldamos, dejamos que enfríe completamente, partimos en porciones y servimos.