MERMELADA DE MANGO Y ZANAHORIA SIN AZÚCAR

#Confitería y conservas 27 agosto 2021


Soy muy amante de las mermeladas y confituras, me gustan tanto de frutas como de verduras y en comidas dulces y también contrastando con salado. Pero es verdad que no todos los días puedo tomar mermelada para desayunar, ya que son altas en azúcar y calorías, por eso tenía que investigar hasta encontrar la forma de hacer una mermelada saludable en mi Thermomix® y así poder quitarme el antojo de mermelada siempre que quiera. 


Os presento esta mermelada de mango y zanahoria, rica en antioxidantes, fibra y baja en calorías. Debido a que tanto el mango como la zanahoria son dulces (el mango debe estar maduro) el endulzante que utilizaremos será muy poca cantidad, siempre al gusto. A mi me gusta mucho el sirope de agave, que es el que utilicé, ya que otros endulzantes como la sacarina o stevia me resultan sabores más fuertes, pero cada uno podrá utilizar el que desee, siempre respetando las proporciones equivalentes entre un endulzante y otro. 


Ingredientes:



  • 250-300g de mango pelado en trozos (escurrir bien dentro del vaso todo el líquido mientras lo cortamos para que la mermelada tenga todo su jugo)

  • 100g de zanahoria en trozos (pelada)

  • 5 gramos de zumo de limón

  • 20g de sirope de agave

  • 30-60g de agua (o incluso un poco más si se quiere una mermelada más líquida, la mía es bastante espesita)


Preparación:



  1. Ponemos en el vaso el mango y la zanahoria y troceamos 10 segundos a velocidad 5. 

  2. Añadimos el zumo de limón, el sirope de agave (u otro endulzante) y el agua y programamos 10 minutos, 100ºC, velocidad 1, utilizando el cestillo como tapa como se ve en la foto. 

  3. Comprobamos la textura y el espesor, y dependiendo de cómo esté, seguiremos uno de estos pasos:


               - Si nos gusta tal cual está, la podemos envasar directamente en un tarro y cuando se enfríe irá a la nevera. Como no lleva azúcar que es el conservante natural de las mermeladas, deberemos consumirla en una semana aproximadamente y mantenerla en el frigorífico. 


               - Si la preferimos más espesa, podemos programar 5 minutos más, temperatura Varoma y velocidad 1, utilizando también el cestillo sobre la tapa para que evapore. 


               - Si la preferimos sin trocitos, solo tenemos que triturar al gusto (velocidad 5-10 y si se quedara demasiado compacta, podríamos añadir un pelín más de agua y volver a triturar).


Espero que la probéis en casa y que os guste tanto como a mi. Podéis utilizarla para tomar en tostadas, como cobertura para tartas, como topping para crepes, etc...


Hasta la próxima, 
Marina