Buñuelos de viento

#Postres y dulces 04 abril 2021

      Uno de los postres favoritos en casa en Semana Santa son los buñuelos de viento, un pequeño bocado, esponjoso, aireado y con el punto dulce justo, una auténtica delicia, que además podemos rellenar de muchísimos sabores. Los buñuelos son llamados "de viento" porque duplican o triplican su tamaño y quedan huecos por dentro.


      Este postre archiconocido tiene su origen durante el siglo X-XI , ya se menciona en los libros de cocina sefardí en el siglo X como unos bollos de harina denominados bimuelos, lo elaboraban para celebrar la Janucá .También tiene su leyenda en la cocina árabe, durante el siglo XI época de escasez de alimentos en la corte de un jeque árabe un cocinero necesitaba elaborar un postre y con alimentos básicos cocinó unas bolitas de harina y azúcar que luego echó en una sartén y el jeque quedó maravillado. En la actualidad este postre es versionado en multitud de sabores aunque los ingredientes base siguen siendo los mismos.  


INGREDIENTES:


- 250 gramos de agua.


-50 gramos de mantequilla.


-50 gramos de manteca de cerdo.


- media cucharadita de sal.


-una cucharada de azúcar.


-170-200 gramos de harina de repostería tamizada. ( es importante tamizar la harina para eliminar durezas e impurezas y airear la harina de esta forma la masa quedara más esponjosa y aireada).


-media cucharadita de levadura química en polvo ( tipo Royal).


- 4 huevos ( importante talla M).


-500 gramos de aceite para freír ( preferiblemente girasol).


- Para el relleno, opcionalmente 1000g de nata montada o el relleno que elijamos.


- 200- 300 gramos de azúcar glas para espolvorear.


PREPARACIÓN:


1. Ponemos el agua , la mantequilla, la manteca, la sal y el azúcar. Calentamos 4 minutos/ temperatura 100º/ velocidad 2.


2. Añadimos la harina tamizada y la levadura y mezclamos 15 segundos/ velocidad 4. Retiramos el vaso y en él, dejamos enfriar la masa unos 10 minutos.


3. Colocamos de nuevo el vaso en la Thermomix®   y sin poner el cubilete programamos velocidad 4 y vamos añadiendo los huevos de uno a uno a través de la abertura, es importante dejar que cada huevo se vaya incorporando y no echemos el siguiente hasta que este bien incorporado el anterior. 


4. Cuando hemos terminado de incorporar los huevos detenemos la Thermomix®   y dejamos reposar durante mínimo 10 minutos aunque yo recomiendo mínimo 30 minutos para que la masa se asiente y sea más fácil de manipular.


5. En este punto decidimos como vamos a trabajar, si utilizamos una manga pastelera, colocamos la masa en ella y apoyada en un bol puesto del revés apoyamos la manga para que vaya cayendo la masa a la sartén o cazo. Personalmente me gusta hacerlos de forma manual, untando las manos con aceite y haciendo bolitas del tamaño de una nuez e incorporándolas a un cazo con abundante aceite.


6. Los tenemos en el aceite hasta que se hinchen y estén dorados. Yo suelo hacer uno de prueba para comprobar que está bien hecho por dentro y partiendo de ese decido si aumento el tiempo de cocinado.


7. Rellenamos los buñuelos inyectándoles la nata o el relleno que hayamos elegido. En casa rellenamos la mitad de nata y la mitad de crema de cacao.


8. Para terminar espolvoreamos con azúcar glas.